4 de agosto de 2010

La primera vez...

Ayer fue la primera vez de una amiga… Si, la primera vez q fue a Hooligan’s a comer alitas con una birra. En un principio insistió en comprar la promo con gaseosa, pero ya eso seria el extremo; que es tomarse un pichel de cruda entre dos? Además, el mesero nos hizo cara como de desubicación cuando creyó que podíamos pedir una Fanta (o sea, quien toma Fanta en un bar?)

Yo pensé que por ser día de promo iba a estar muy lleno, pero en realidad estaba bastante vacío; nos trajeron la comida súper rápido, pero duraron como 10 minutos en llevar el pichel de birra a la mesa. Cuánto pueden durar llenando un pichel?! Nos llevaron las jarras de primero y se nos salían las babas del antojo y nada que llegaba la birra, eso es un castigo que nadie se merece.

Ya después llego la comida, muy exitosa como siempre (comimos alitas sin hueso, menos servilletas que gastar); pero entre dos mujeres hambrientas nos acabamos la salsa ranch antes de tiempo, entonces pasamos por la pena de pedir más. NOS COBRARON LA SALSA RANCH EXTRA! Yo se que todo en esta vida es plata, pero eso ya es demasiado. Tras de que ya el lugar en sí en caro, porque un bar de verdad es donde la botella de birra vale menos de un rojo, nos cobraron aderezo extra. Hasta en los restaurantes de comida rápida le regalan a uno más aderezo, fijo la gente ya ebria pide y pide y luego lloran al día siguiente al ver el boucher.


Entre alitas y birras, nos reímos un rato, burlándonos de nosotras mismas, nuestros tiempos cuando éramos “jóvenes e impetuosas” y de todas la anécdotas que hemos ido acumulando entre fiesta y fiesta. Ahora vivimos más en el “plan tranquilo”, pero la falta de práctica fijo nos va a afectar, porque en una salida de verdad en serio vamos a ir “a morir”, de la gastritis/colitis que nos va a dar el día después, si es que sobrevivimos la fiesta.

Quiero agregar que el bartender estaba como agradable a la vista, y nos explicó como hacer una mamadita; no hallábamos como preguntarle “muchacho, usted cómo hace las mamaditas?”, “disculpe, cuál es la receta de una mamadita exitosa”, “nos podría explicar cómo hacer una mamadita?”; esos nombres con doble sentido para los shots no colaboran mucho con la causa. Al final nos explicó, pero estábamos demasiado perdidas viéndole como para en serio poner atención…

1 comentario:

Pane dijo...

Debo agregar que fue muy exitosa nuestra salida, la pase muy bien, tanto que casi ni me molesto el hecho de que nos cobraran el aderezo, sin embargo No hay derecho, asi o mas descarados. Es cierto que el bartender estaba de buen o como dicen "a ojo de buen cubero no se le mira el diente..." o ese era el del gato... any way de vuelta a la receta si me acuerdo, creo que debemos de prepararla y talvez invitar al bartender...